adivinanzas para niños

Las hijas de este animal
son pequeñas y delgadas,
pero por su gran sabor,
son muy caras y apreciadas.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

No lo parezco y soy pez, y mi forma la refleja una pieza de ajedrez.

Que lo busquen en el mar, porque en la tierra por más que aren, que aren, que en la tierra no lo encuentran.

Tengo ocho patas cargadas de ventosas, y paseo por las rocas, meciéndome en las olas. ¿Quién soy?

Tengo tinta, tengo plumas y brazos tengo, además, pero no puedo escribir, porque no aprendí jamás.

Llegamos sin cesar, una tras otra, desde el mar a la playa a descansar. A veces, sin embargo, más furiosas, los barcos podemos destrozar.

Un truquito este pez tiene que no todo el mundo sabe: si a su nombre quitas la «ene», va y se transforma en ave.

¿Qué bicho dirás que es, que es algo y nada a la vez?

No pienses en otras cosas, que las tienes en el mar, o las ves llegar furiosas, o las ves mansas llegar.

Haciendo ruido ya vienen, haciendo ruido se van; y, cuando mañana vuelvan, de igual manera se irán.

En una cala del mar, aunque con muy mala pinta, dispuesto para pintar utilizando su tinta.