adivinanzas para niños

Tengo duro el corazón
pulpa blanca y
liquido en mi interior

 

más adivinanzas de frutas...

Soy redonda como el mundo al morir me despedazan, me reducen a pellejo y todo el jugo me sacan

¿Qué le dijo una cereza a otra cereza?

Es santa y no bautizada, y trae consigo el día, gorda es y colorada y tiene la sangre fría.

Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Una madre con cien hijas y a todas pone camisas.

Ave soy, pero no vuelo; mi nombre es cosa muy llana: soy una simple serrana, hija de un hijo del suelo.

Oro parece, plata no es, abre la cortina y verás lo que es

Soy ave y soy llana, pero no tengo pico ni alas.

Tengo nombre de ciudad, con cierta fruta concuerdo y muerdo en la realidad. ¿Qué soy?