adivinanzas para niños

Viajeras somos
de negros vestidos,
debajo de las tejas
hacemos los nidos.

 

más adivinanzas de animales...

Cerca del polo, desnuda, sentada sobre una roca, suave, negra, bigotuda.

Lo rascaba llorando de la crin a la cola y en él se iba trotando por una loma.

Es tan grande mi fortuna que estreno todos los años un vestido sin costura, de colores salpicado.

Topó mi padre en la iglesia con uno vestido de negro, ni era fraile, ni era cura, que era lo que dije primero.

El roer es mi trabajo, el queso mi aperitivo y el gato ha sido siempre mi más temido enemigo.

¿Quién allá en lo alto en las ramas mora y allí esconde, avara, todo lo que roba?

Dos torres altas, dos miradores, un quitamoscas, cuatro andadores.

Tengo tinta, tengo plumas y brazos tengo, además, pero no puedo escribir, porque no aprendí jamás.

Orejas largas, rabo cortito; corro y salto muy ligerito.

Lo mismo que un galgo valgo, su retrato soy y amigo, y si por el campo salgo, las liebres mucho persigo, y es cierto que no soy galgo.