adivinanzas para niños

Un espléndido abanico
que no produce pavor,
sus alas, plumas y pico
son reales, sí señor.

 

más adivinanzas de animales...

Voy con mi casa al hombro, camino sin tener patas, y voy marcando mi huella con un hilito de plata.

Salta y salta por los montes, usa las patas de atrás, su nombre ya te lo he dicho, fíjate y lo verás.

María Penacho parió un muchacho, ni vivo ni muerto, ni hembra ni macho.

Tengo alas y pico y hablo y hablo sin saber lo que digo.

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.

Adivina, adivinanza Vuela entre las flores con sus alas de colores

De verde esmeralda sobre la tapiada, rabo rabilargo, pata estirada, corre que te corre, mocita salada.

Mi nombre lo leo, mi apellido es pardo, quién no lo adivine, es un poco tardo.

Nace en la dehesa y come en tu mesa.

Cuantas manos le dio el mar a este extraño pasajero que lo quieren contratar para que juegue de arquero ¿quién es?