adivinanzas para niños

Soy dama cruel, temerosa,
me paseo en verde prado,
y todo aquel que me mira
se queda muy espantado.
Yo luzco un largo vestido
que en tienda no fue comprado,
no fue por mano de sastre,
ni medido, ni cortado.

 

más adivinanzas de animales...

Mi reinado está en el mar, soy de peso regordeta; un día, siglos atrás, me tragué entero a un profeta aunque luego lo expulsé al pensar que estaba a dieta.

Las cinco vocales en su nombre lleva, y no siendo ave por la noche vuela.

Tiene famosa memoria, gran tamaño y dura piel, y la nariz más grandota que en el mundo pueda haber.

Míralo del derecho y del revés, va y viene, viene y va. Si taba no es, ¿Qué será?

Dos torres altas, dos miradores, un quitamoscas, cuatro andadores.

Soy un animal patoso, y cuento con muchas patas; pero, en cambio, sólo tengo un pico y un par de alas.

Lo mismo que un galgo valgo, su retrato soy y amigo, y si por el campo salgo, las liebres mucho persigo, y es cierto que no soy galgo.

Nace en la dehesa y come en tu mesa.

María Penacho parió un muchacho, ni vivo ni muerto, ni hembra ni macho.

Desde hace miles de años hemos transportado al hombre; ahora nos lleva escondidos en el motor de su coche.