adivinanzas para niños

Vivo en el mar sin ser pez,
y soy siempre juguetón,
nunca me baño en el Rhin,
pues soy el mismo del fin.

 

más adivinanzas de animales...

Lo mismo que un galgo valgo, su retrato soy y amigo, y si por el campo salgo, las liebres mucho persigo, y es cierto que no soy galgo.

Avión minúsculo, picando en barrena sobre nuestro músculo.

Con su trompa preparada pasa a tu lado zumbando, se posa en tu piel desnuda y tu sangre va chupando.

Cuando nada en los ríos parece un tronco flotante, pero si muestra sus dientes todos huyen al instante.

Zumba que te zumba, van y vienen sin descanso, de flor en flor trajinando y nuestra vida endulzando.

Adivina, adivinajera: no tiene traje y sí faltriquera.

Un espléndido abanico que no produce pavor, sus alas, plumas y pico son reales, sí señor.

¿Quién hace en los troncos su oscura casita y allí esconde, avara, cuanto necesita?

Tengo ocho patas cargadas de ventosas, y paseo por las rocas, meciéndome en las olas. ¿Quién soy?

Donde nadie sube, trepo, donde nadie anda, trisco, muy poco estoy en el valle, pues lo mío son los riscos.