adivinanzas para niños

Cuando pasa
¡cómo pisa!,
deja rasa
la camisa.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Pequeños, redondos, con agujeritos, valemos muy poco, solos o juntitos, mas de nosotros depende el buen vestir de la gente.

Un pie grave, ardiente y plano, va dejando el campo llano y, al pasar, su calentura va dejando en la llanura.

Siempre de mí dicen algo, aunque muy humilde soy; no soy señor y me tratan, con la nobleza del don.

Soy alta y delgada, tengo un ojo, hago vestidos y no me los pongo.

Yo con mi hermana gemela andamos siempre al compás, con la boca por delante y los ojos por detrás.

Verde fue mi nacimiento y amarillo fue mi abril; tuve que ponerme blanco para poderte servir.

Locomotora no soy, mas cuando con vapor voy, dejo muy alisado si me usan con cuidado.

Dama da, dama deja, y no se queja de lo que deja.

Una señora, muy aseñorada, tiene muchos dientes y se cose a puntadas.

Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no me la sabes decir.