adivinanzas para niños

Cuando pasa
¡cómo pisa!,
deja rasa
la camisa.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Siempre de mí dicen algo, aunque muy humilde soy; no soy señor y me tratan, con la nobleza del don.

Don dedín tiene un sombrero para no hacerse agujeros.

Locomotora no soy, mas cuando con vapor voy, dejo muy alisado si me usan con cuidado.

Pico sin tener enojos y, sin nacer, soy de corte, pero muchos, con arrojos, los dedos, viendo mi porte, me los meten por los ojos.

Un pie grave, ardiente y plano, va dejando el campo llano y, al pasar, su calentura va dejando en la llanura.

De mi ojo cuelga un hilo largo, que une las telas y hace las prendas.

Yo con mi hermana gemela andamos siempre al compás, con la boca por delante y los ojos por detrás.

Pequeños, redondos, con agujeritos, valemos muy poco, solos o juntitos, mas de nosotros depende el buen vestir de la gente.

Dama da, dama deja, y no se queja de lo que deja.

Dos hermanas diligentes que caminan al compás, con el pico por delante y los ojos por detrás.