adivinanzas para niños

Tan largo como un camino,
proviene de vegetal,
y a pesar de su extensión,
en un cesto puede estar.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no me la sabes decir.

Soy alta y delgada, tengo un ojo, hago vestidos y no me los pongo.

Primero ciega, luego pincha y todo une mientras camina.

Cuanto más largas más cortas, cuanto más cortas más largas.

Y lo es, y lo es y no me lo adivinas en un mes.

¿Quién es esa señora, que tiene la propiedad, de estirar bien lo arrugado y de arrugar lo estirado, con igual facilidad?

Un pie grave, ardiente y plano, va dejando el campo llano y, al pasar, su calentura va dejando en la llanura.

Dama da, dama deja, y no se queja de lo que deja.

Tengo pie y no tengo boca, hilo meto, hilo asomo, tengo dientes y no como.

Largo, largo, como un camino y cabe en un «pucherino».