adivinanzas para niños

En el origen la respuesta está,
en el fin, continuidad,
y si no dice la verdad,
tienes la réplica ya.

 

más adivinanzas de arboles y plantas...

Giro mi cuerpo ante el sol, por ser mi dueño y señor.

Son nuestras blancas flores a veces tan tempranas, que la nieve, envidiosa, viene a ver si nos gana

Alta como un pino, verde como un lino, con las hojas anchas y el fruto amarillo.

Sin el aire yo no vivo; sin la tierra yo me muero; tengo yemas sin ser huevo, y copa sin ser sombrero.

Mi nombre es de peregrino y tengo virtud notable, me encuentras en los caminos y mi olor es agradable.

Verde fue mi nacimiento, amarillo mi vivir, en una sábana blanca me envuelven para morir.

Verde me crié, negro me volví, ahora me visten de blanco, para poderme vender.

Hay quien bebe por la boca, que es la forma de beber, pero sé de alguien que bebe solamente por los pies.

Verde soy, verde seré, no me toques que te picaré.

En el origen la respuesta está, en el fin, continuidad, y si no dice la verdad, tienes la réplica ya.