adivinanzas para niños

Giro mi cuerpo ante el sol,
por ser mi dueño y señor.

 

más adivinanzas de arboles y plantas...

¿Qué es, qué no es? Está en el jardín, también en tus pies.

Los dátiles son mi fruto y palmas doy a lo bruto.

Verde me crié, negro me volví, ahora me visten de blanco, para poderme vender.

Aunque es madre nunca ha parido, aunque es selva nunca dio abrigo; nace y no sabe andar pero enseguida se pone a trepar.

Mi nombre es de peregrino y tengo virtud notable, me encuentras en los caminos y mi olor es agradable.

De bronce el tronco, las hojas de esmeralda, el fruto de oro, las flores de plata.

Ciertamente tiene nombre de calamar espero que no te asombre si por él voy a trepar.

Dime tú que cosa maja. Cuanto más crece más baja.

En el origen la respuesta está, en el fin, continuidad, y si no dice la verdad, tienes la réplica ya.

Giro mi cuerpo ante el sol, por ser mi dueño y señor.