adivinanzas para niños

Son nuestras blancas flores
a veces tan tempranas,
que la nieve, envidiosa,
viene a ver si nos gana

 

más adivinanzas de arboles y plantas...

¿Qué es, qué no es? Está en el jardín, también en tus pies.

Verde soy, verde seré, no me toques que te picaré.

Los dátiles son mi fruto y palmas doy a lo bruto.

Está en la navaja y está en el cuaderno, se cae del árbol antes del invierno.

De mi tronco herido sacan la resina. En las piñas guardo todas mis semillas.

Adivina adivinador, ¿cuál es el árbol que no da flor?.

Sin el aire yo no vivo; sin la tierra yo me muero; tengo yemas sin ser huevo, y copa sin ser sombrero.

De bronce el tronco, las hojas de esmeralda, el fruto de oro, las flores de plata.

Giro mi cuerpo ante el sol, por ser mi dueño y señor.

Verde me crié, negro me volví, ahora me visten de blanco, para poderme vender.