adivinanzas para niños

Son nuestras blancas flores
a veces tan tempranas,
que la nieve, envidiosa,
viene a ver si nos gana

 

más adivinanzas de arboles y plantas...

Soy un árbol frondoso que da buen fruto pero cuando oyen mi nombre dicen que hurto.

En la tierra te sembraron, las aves te desearon, cuando estuviste dorado los hombres te segaron.

Alta como un pino, verde como un lino, con las hojas anchas y el fruto amarillo.

Es un gran señorón tiene verde sombrero y pantalón marrón.

Verde me crié, negro me volví, ahora me visten de blanco, para poderme vender.

Los dátiles son mi fruto y palmas doy a lo bruto.

Como cuerda yo amarro, como cadenas sujeto, tengo un brazo y muchos dedos enterrados por el suelo.

¿Cuál será la planta de hojas verdes, tallo largo y fino que trepa paredes?

Aunque es madre nunca ha parido, aunque es selva nunca dio abrigo; nace y no sabe andar pero enseguida se pone a trepar.

Verde fue mi nacimiento, amarillo mi vivir, en una sábana blanca me envuelven para morir.