adivinanzas para niños

Aunque es madre nunca ha parido,
aunque es selva nunca dio abrigo;
nace y no sabe andar
pero enseguida se pone a trepar.

 

más adivinanzas de arboles y plantas...

Mi nombre es de peregrino y tengo virtud notable, me encuentras en los caminos y mi olor es agradable.

Mis flores son las primeras en todas las primaveras. Mi semilla está escondida en estuches de madera.

Verde me crié, negro me volví, ahora me visten de blanco, para poderme vender.

Sin el aire yo no vivo; sin la tierra yo me muero; tengo yemas sin ser huevo, y copa sin ser sombrero.

De mi tronco herido sacan la resina. En las piñas guardo todas mis semillas.

Alta como un pino, verde como un lino, con las hojas anchas y el fruto amarillo.

Entre col y col lechuga, entre lechuga, una flor, que al sol siempre está mirando, dorándose a su calor.

En primavera te deleito, en verano te refresco, en otoño te alimento y en invierno te caliento.

Aunque es madre nunca ha parido, aunque es selva nunca dio abrigo; nace y no sabe andar pero enseguida se pone a trepar.

Antes éramos lozanas, en el estío, verdillas, ahora el viento nos lleva de un lado a otro, amarillas.