adivinanzas para niños

Ni de día, ni de noche
puede mi vela alumbrar,
pero cuando sopla el viento
muy bien suelo navegar.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Adivina quien yo soy: al ir parece que vengo, y al venir, es que me voy.

El cielo y la tierra se van a juntar; la ola y la nube se van a enredar. Vayas donde vayas siempre lo verás, por mucho que andes nunca llegarás.

Tengo el nombre de una niña, crezco en el fondo del mar y en la arena de la playa tú me puedes encontrar.

En mí se mueren los ríos, y por mí los barcos van, muy breve es el nombre mío, tres letras tiene, no más.

Haciendo ruido ya vienen, haciendo ruido se van; y, cuando mañana vuelvan, de igual manera se irán.

Uso aguja sin coser, corto sin tijeras, y ando sin pié.

Si dejas atrás la playa ella te mantiene a raya.

Iba una vaca de lado, luego resultó pescado.

Olas me llevan, olas me traen, pero las velas nunca se me caen.