adivinanzas para niños

Que lo busquen en el mar,
porque en la tierra
por más que aren, que aren,
que en la tierra no lo encuentran.

 

más adivinanzas sobre el mar y la playa...

El padre en el mar y el hijo a rezar.

Soy pequeño y alargado, en dos conchas colocado, como no puedo nadar, me pego a las rocas del mar.

Llegamos sin cesar, una tras otra, desde el mar a la playa a descansar. A veces, sin embargo, más furiosas, los barcos podemos destrozar.

Iba una vaca de lado, luego resultó pescado.

Soy chiquitito, puedo nadar, vivo en los ríos y en alta mar.

Uso aguja sin coser, corto sin tijeras, y ando sin pié.

Vivo en el mar sin ser pez y soy siempre juguetón; nunca me baño en el Rhin, pues soy el mismo del fin.

Un truquito este pez tiene que no todo el mundo sabe: si a su nombre quitas la «ene», va y se transforma en ave.

Tengo tinta, tengo plumas y brazos tengo, además, pero no puedo escribir, porque no aprendí jamás.

Olas me llevan, olas me traen, pero las velas nunca se me caen.