adivinanzas para niños

Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan

 

más adivinanzas de frutas...

A mi me tratan de santa y traigo conmigo el día, soy redonda y encarnada y tengo la sangre fría.

Somos verdes y amarillas, también somos coloradas, es famosa nuestra tarta y también puedes comernos sin que estemos cocinadas.

Campanita, campanera, blanca por dentro, verde por fuera, si no lo adivinas, piensa y espera.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre me cuelgo.

Ave soy, pero no vuelo; mi nombre es cosa muy llana: soy una simple serrana, hija de un hijo del suelo.

Si la dejamos se pasa; si la vendemos se pesa; si se hace vino se pisa; si la dejamos se posa.

Somos cien hermanitos, todos muy igualitos y estamos encerrados en un globo bonito.

Amarillo por fuera amarillo por dentro y con un corazón en el centro.

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.