adivinanzas para niños

Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan

 

más adivinanzas de frutas...

Era un sol en miniatura y en el árbol la encontré. Cuando sin piel la dejé, me fascinó su frescura. ¿Qué es?

¿Qué le dijo una cereza a otra cereza?

Soy redonda como el mundo al morir me despedazan, me reducen a pellejo y todo el jugo me sacan

Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.

Agrio es su sabor, bastante dura su piel y si lo quieres tomar tendrás que estrujarlo bien.

Tiene ojos y no ve, tiene agua y no la bebe, tiene carne y no la come tiene barba y no es hombre.

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Es santa y no bautizada, y trae consigo el día, gorda es y colorada y tiene la sangre fría.

Somos cien hermanitos, todos muy igualitos y estamos encerrados en un globo bonito.

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.