adivinanzas para niños

Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan

 

más adivinanzas de frutas...

Si tú me quieres comer, me verás marrón peludo y no me podrás romper porque por fuera soy duro.

Tengo nombre de ciudad, con cierta fruta concuerdo y muerdo en la realidad. ¿Qué soy?

Era un sol en miniatura y en el árbol la encontré. Cuando sin piel la dejé, me fascinó su frescura. ¿Qué es?

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Es como algunas cabezas y lleva dentro un cerebro, si la divido en dos piezas y la como, lo celebro.

Amarillo por fuera amarillo por dentro y con un corazón en el centro.

Tiene ojos y no ve, tiene agua y no la bebe, tiene carne y no la come tiene barba y no es hombre.

Tengo duro cascarón, pulpa blanca y líquido dulce en mi interior.

Ave y no vuela, llana y es curva. Quien no adivine ésta, no adivinará ninguna.

Arca, monarca, llena de placer; ningún carpintero te ha sabido hacer.