adivinanzas para niños

Soy redonda como el mundo
al morir me despedazan,
me reducen a pellejo
y todo el jugo me sacan

 

más adivinanzas de frutas...

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Era un sol en miniatura y en el árbol la encontré. Cuando sin piel la dejé, me fascinó su frescura. ¿Qué es?

Tiene ojos y no ve, tiene agua y no la bebe, tiene carne y no la come tiene barba y no es hombre.

A mi me tratan de santa y traigo conmigo el día, soy redonda y encarnada y tengo la sangre fría.

Tengo duro el corazón pulpa blanca y liquido en mi interior

Soy redonda como el mundo al morir me despedazan, me reducen a pellejo y todo el jugo me sacan

Somos verdes y amarillas, también somos coloradas, es famosa nuestra tarta y también puedes comernos sin que estemos cocinadas.

Si la dejamos se pasa; si la vendemos se pesa; si se hace vino se pisa; si la dejamos se posa.

A veces blanquita, a veces negrita y siempre bolita.

Amarillo por fuera amarillo por dentro y con un corazón en el centro.