adivinanzas para niños

Era un sol en miniatura
y en el árbol la encontré.
Cuando sin piel la dejé,
me fascinó su frescura.
¿Qué es?

 

más adivinanzas de alimentos...

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.

Te lo digo y te repito, y te lo debo avisar, que por más que te lo diga, no lo vas a adivinar.

De claro como el agua al rojo oscuro, salud y alegres fiestas os procuro.

Soy blanca como la nieve y dulce como la miel; yo alegro los pasteles y la leche con café. ¿Quién soy?

Para mí el dulce sabor de la cosa que te digo. Para ti también será si aciertas este acertijo.

Fríos, muy fríos estamos y con nuestros sabores a los niños animamos.

Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Y la casa del quesero, ¿qué sería?

¿Qué alimento será el que llevan en un cesto, y dicen que está más fresco, cuanto más caliente está?

De bello he de presumir: soy blanco como la cal, todos me saben abrir, nadie me sabe cerrar.