adivinanzas para niños

Vengo de padres cantores
aunque yo no soy cantor,
traigo los hábitos blancos
y amarillo el corazón.

 

más adivinanzas de alimentos...

Una cajita chiquita, blanca como la cal: todos la saben abrir, nadie la sabe cerrar.

Blanca fue mi niñez, morada mi mocedad, negra y prieta mi vejez, adivina qué será.

Aunque me corten y corten nunca me verás sangrar, porque me han curado al frío y metido en mucha sal.

Soy blanca como la nieve y dulce como la miel; yo alegro los pasteles y la leche con café. ¿Quién soy?

Blanca soy y, como dice mi vecina, útil siempre soy en la cocina.

Negra por dentro, negra por fuera, es mi corazón negra madera.

Estando sano me cortan, sin ser enfermo me curan y en lonchas o pedacitos, dicen que estoy exquisito.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Fríos, muy fríos estamos y con nuestros sabores a los niños animamos.

Agrio es su sabor, bastante dura su piel y si lo quieres tomar tienes que estrujarlo bien.