adivinanzas para niños

Un árbol con doce ramas,
cada rama, cuatro hijas,
cada hija, siete hijos,
me dices ¿cómo se llama?

 

más adivinanzas sobre el tiempo...

Nos llegan muy de mañana y se van mucho después, regresan cada semana y cuatro veces al mes.

Me hallo en los escritorios y en las casas comerciales, todos me miran quien soy para ver lo que contengo. Mis días están contados y el día que voy a morir ya se sabe de antemano.

Quién es un viejo ligero, que es de cuatro movimientos puestos en doce cimientos, que, a cualquier pasajero, da más penas que contentos.

Tengo agujas y no sé coser, tengo números y no sé leer.

De siete en siete vamos cogiditos de las manos.

Doce palomitas en un palomar, a la hora y a los cuartos salen a volar.

Corre más que un ciclista, nunca da marcha atrás, si lo pierdes de vista, ¡cómo envejecerás!

¿Qué cosa, qué cosa es? que vuela sin tener alas, y corre sin tener pies.

¿Qué cosa no ha sido y tiene que ser, y que cuando sea dejará de ser?

Tiene agujas y no cose, no se mueve, pero anda, si le das cuerda funciona y el paso del tiempo señala.