adivinanzas para niños

Blancos son los campos,
las semillas negras,
cinco son los bueyes
que el arado llevan.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Aunque sea tan pequeño, siempre separo y siempre detengo.

Sin ser árbol, tengo hojas, sin ser bestia, un buen lomo y mi nombre en cada tomo.

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Soy blanca como la nieve, me ponen sobre una mesa, para escribir sobre mí cuanto venga a la cabeza.

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Soy pequeño, pequeñito, más con tal poder y arte que, si no me pegan bien, no van a ninguna parte.

Como una ametralladora se escucha mi tableteo; pero estoy en la oficina, que mi oficio no es guerrero.