adivinanzas para niños

Cae de la torre
y no se mata,
cae en el agua
y se desbarata.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Soy blanca como la nieve, me ponen sobre una mesa, para escribir sobre mí cuanto venga a la cabeza.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Llanura blanca con flores negras; cinco bueyes aran en ella.

Tengo hojas sin ser árbol, te hablo sin tener voz, si me abres no me quejo, adivina quien soy yo.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.

Sin ser árbol, tengo hojas, sin ser bestia, un buen lomo y mi nombre en cada tomo.

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Contengo todas las letras, los números y los signos, si me aprietan con los dedos escriben hasta los niños.

Bolita tengo tinta, también capucha tengo y escribo bien.