adivinanzas para niños

Cae de la torre
y no se mata,
cae en el agua
y se desbarata.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Como una ametralladora se escucha mi tableteo; pero estoy en la oficina, que mi oficio no es guerrero.

Es un sabio gordinflón, si le preguntan no habla, sabe todas las respuestas, tiene todas las palabras.

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Con sus páginas abiertas te va ilustrando la mente, si alguna vez lo prestaras, lo perderás para siempre.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.

Aunque sea tan pequeño, siempre separo y siempre detengo.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Corta bien y no es cuchillo, afila y no es afilador, y te presta sus servicios para que escribas mejor.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?