adivinanzas para niños

Campo blanco,
semilla negra,
dos que la ven,
uno que la siembra.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Soy blanca como la nieve, me ponen sobre una mesa, para escribir sobre mí cuanto venga a la cabeza.

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Con sus páginas abiertas te va ilustrando la mente, si alguna vez lo prestaras, lo perderás para siempre.

Como una ametralladora se escucha mi tableteo; pero estoy en la oficina, que mi oficio no es guerrero.

Todas las palabras sé y, aunque todas las explico, nunca las pronunciaré.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Una palomita, blanca y negra; vuela sin alas y habla sin lengua.