adivinanzas para niños

Nunca bien supe escribir
pero soy gran escribano;
bien que te puedo servir,
si me tomas en tu mano.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Nunca bien supe escribir pero soy gran escribano; bien que te puedo servir, si me tomas en tu mano.

Todas las palabras sé y, aunque todas las explico, nunca las pronunciaré.

Cae de la torre y no se mata, cae en el agua y se desbarata.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Corta bien y no es cuchillo, afila y no es afilador, y te presta sus servicios para que escribas mejor.

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

No me hace falta sacar pasaje: me mojan la espalda y me voy de viaje.

Tengo hojas sin ser árbol, te hablo sin tener voz, si me abres no me quejo, adivina quien soy yo.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.