adivinanzas para niños

Como una ametralladora
se escucha mi tableteo;
pero estoy en la oficina,
que mi oficio no es guerrero.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

No me hace falta sacar pasaje: me mojan la espalda y me voy de viaje.

Yo salgo todos los días por eso me llaman diario. Estoy lleno de noticias, sucesos y comentarios.

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Tengo hojas sin ser árbol, te hablo sin tener voz, si me abres no me quejo, adivina quien soy yo.

Como una ametralladora se escucha mi tableteo; pero estoy en la oficina, que mi oficio no es guerrero.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Llanura blanca con flores negras; cinco bueyes aran en ella.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.