adivinanzas para niños

Soy blanca como la nieve,
me ponen sobre una mesa,
para escribir sobre mí
cuanto venga a la cabeza.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Soy blanca como la nieve, me ponen sobre una mesa, para escribir sobre mí cuanto venga a la cabeza.

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Aunque sea tan pequeño, siempre separo y siempre detengo.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Yo salgo todos los días por eso me llaman diario. Estoy lleno de noticias, sucesos y comentarios.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.