adivinanzas para niños

Muy chiquito, chiquitito,
que pone fin a lo escrito.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Cae de la torre y no se mata, cae en el agua y se desbarata.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Con sus páginas abiertas te va ilustrando la mente, si alguna vez lo prestaras, lo perderás para siempre.

Por dentro carbón, por fuera madera, en tu maletón voy a la escuela.

Suelo ir de mano en mano, hojas tengo y no soy flor, y aun teniendo muchas letras no soy de nadie deudor.

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Nunca bien supe escribir pero soy gran escribano; bien que te puedo servir, si me tomas en tu mano.