adivinanzas para niños

Sin hablar puedo decir
lo que mi dueño ha pensado;
tengo un carro, aunque sin mula,
y me muero en tres espacios.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Campo blanco, semilla negra, dos que la ven, uno que la siembra.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.

Suelo ir de mano en mano, hojas tengo y no soy flor, y aun teniendo muchas letras no soy de nadie deudor.

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Llanura blanca con flores negras; cinco bueyes aran en ella.

Cae de la torre y no se mata, cae en el agua y se desbarata.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

No me hace falta sacar pasaje: me mojan la espalda y me voy de viaje.

Una palomita, blanca y negra; vuela sin alas y habla sin lengua.

Tengo hojas sin ser árbol, te hablo sin tener voz, si me abres no me quejo, adivina quien soy yo.