adivinanzas para niños

Sin hablar puedo decir
lo que mi dueño ha pensado;
tengo un carro, aunque sin mula,
y me muero en tres espacios.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Sin ser árbol, tengo hojas, sin ser bestia, un buen lomo y mi nombre en cada tomo.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Soy pequeño, pequeñito, más con tal poder y arte que, si no me pegan bien, no van a ninguna parte.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

Bolita tengo tinta, también capucha tengo y escribo bien.

Tengo muchas hojas y flores no tengo mas si tú me mojas yo me siento enfermo.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.

No me hace falta sacar pasaje: me mojan la espalda y me voy de viaje.

Llanura blanca con flores negras; cinco bueyes aran en ella.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.