adivinanzas para niños

Sin hablar puedo decir
lo que mi dueño ha pensado;
tengo un carro, aunque sin mula,
y me muero en tres espacios.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Es un sabio gordinflón, si le preguntan no habla, sabe todas las respuestas, tiene todas las palabras.

Suelo ir de mano en mano, hojas tengo y no soy flor, y aun teniendo muchas letras no soy de nadie deudor.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

Sin hablar puedo decir lo que mi dueño ha pensado; tengo un carro, aunque sin mula, y me muero en tres espacios.

Soy blanca como la nieve, me ponen sobre una mesa, para escribir sobre mí cuanto venga a la cabeza.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Una palomita, blanca y negra; vuela sin alas y habla sin lengua.