adivinanzas para niños

Entre mis hojas se esconden
hadas, princesas y duendes.
Cuando me lees de noche,
sin darte cuenta te duermes.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Si me mojas y me pegas viajará la mensajera.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.

Es un sabio gordinflón, si le preguntan no habla, sabe todas las respuestas, tiene todas las palabras.

Cae de la torre y no se mata, cae en el agua y se desbarata.

Sin ser árbol, tengo hojas, sin ser bestia, un buen lomo y mi nombre en cada tomo.

Bolita tengo tinta, también capucha tengo y escribo bien.

Con sus páginas abiertas te va ilustrando la mente, si alguna vez lo prestaras, lo perderás para siempre.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?