adivinanzas para niños

Soy pequeño, pequeñito,
más con tal poder y arte que,
si no me pegan bien,
no van a ninguna parte.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Jamás aprendí a escribir y soy muy gran escribana y, con invención galana, te suelo siempre servir sin cansar tarde y mañana.

Todas las palabras sé y, aunque todas las explico, nunca las pronunciaré.

Blancos son los campos, las semillas negras, cinco son los bueyes que el arado llevan.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

Una palomita, blanca y negra; vuela sin alas y habla sin lengua.

Por dentro carbón, por fuera madera, en tu maletón voy a la escuela.

Cae de la torre y no se mata, cae en el agua y se desbarata.

Muy chiquito, chiquitito, que pone fin a lo escrito.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.

Bolita tengo tinta, también capucha tengo y escribo bien.