adivinanzas para niños

Soy pequeño, pequeñito,
más con tal poder y arte que,
si no me pegan bien,
no van a ninguna parte.

 

más adivinanzas de libros y escritura...

Como una ametralladora se escucha mi tableteo; pero estoy en la oficina, que mi oficio no es guerrero.

Cruza los ríos, también los mares, vuela sin alas a todas partes.

Dos son tres, tres son cuatro y cuatro son seis. ¿Qué son?

No me hace falta sacar pasaje: me mojan la espalda y me voy de viaje.

Con mis hojas bien unidas, que no me las lleva el viento, no doy sombra ni cobijo, pero enseño y entretengo.

Corta bien y no es cuchillo, afila y no es afilador, y te presta sus servicios para que escribas mejor.

Contengo todas las letras, los números y los signos, si me aprietan con los dedos escriben hasta los niños.

Todas las palabras sé y, aunque todas las explico, nunca las pronunciaré.

Sabana blanca tendida, mariquita negra le baila encima.

Entre mis hojas se esconden hadas, princesas y duendes. Cuando me lees de noche, sin darte cuenta te duermes.