adivinanzas para niños

Cuando me caliento hasta los talones
aliso camisas y pantalones.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Verde fue mi nacimiento y amarillo fue mi abril; tuve que ponerme blanco para poderte servir.

Una cosa que no es cosa y lo es.

Pico sin tener enojos y, sin nacer, soy de corte, pero muchos, con arrojos, los dedos, viendo mi porte, me los meten por los ojos.

Cuando me caliento hasta los talones aliso camisas y pantalones.

Cuando pasa ¡cómo pisa!, deja rasa la camisa.

Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no me la sabes decir.

¿Quién es esa señora, que tiene la propiedad, de estirar bien lo arrugado y de arrugar lo estirado, con igual facilidad?

De mi ojo cuelga un hilo largo, que une las telas y hace las prendas.

Soy pequeña y afilada y pincho con mis puntadas.

Siempre de mí dicen algo, aunque muy humilde soy; no soy señor y me tratan, con la nobleza del don.