adivinanzas para niños

Cuando me caliento hasta los talones
aliso camisas y pantalones.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Una señora, muy aseñorada, tiene muchos dientes y se cose a puntadas.

Siempre de mí dicen algo, aunque muy humilde soy; no soy señor y me tratan, con la nobleza del don.

Pequeños, redondos, con agujeritos, valemos muy poco, solos o juntitos, mas de nosotros depende el buen vestir de la gente.

Tan largo como un camino, proviene de vegetal, y a pesar de su extensión, en un cesto puede estar.

Primero ciega, luego pincha y todo une mientras camina.

Si bien empiezo con bo, no soy bota ni botijo, ¡bobo, tonto!, ¡qué lo he dicho!

Cuando pasa ¡cómo pisa!, deja rasa la camisa.

Vengo al mundo a trabajar, y tengo tan mala suerte, que todos me pinchan el culo, y yo no me puedo quejar.

Con «A» empieza mi nombre, de las damas soy querido, si me prenden voy seguro, y, si me sueltan, perdido.

Tengo pie y no tengo boca, hilo meto, hilo asomo, tengo dientes y no como.