adivinanzas para niños

Don dedín tiene un sombrero
para no hacerse agujeros.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

De mi ojo cuelga un hilo largo, que une las telas y hace las prendas.

Largo, largo, como un camino y cabe en un «pucherino».

Con «A» empieza mi nombre, de las damas soy querido, si me prenden voy seguro, y, si me sueltan, perdido.

Tan largo como un camino, proviene de vegetal, y a pesar de su extensión, en un cesto puede estar.

Don dedín tiene un sombrero para no hacerse agujeros.

Una señora, muy aseñorada, tiene muchos dientes y se cose a puntadas.

Pico sin tener enojos y, sin nacer, soy de corte, pero muchos, con arrojos, los dedos, viendo mi porte, me los meten por los ojos.

Cuando me caliento hasta los talones aliso camisas y pantalones.

Y lo es, y lo es y no me lo adivinas en un mes.

Dos hermanas diligentes que caminan al compás, con el pico por delante y los ojos por detrás.