adivinanzas para niños

Dos hermanas diligentes
que caminan al compás,
con el pico por delante
y los ojos por detrás.

 

más adivinanzas de costura y plancha...

Con «A» empieza mi nombre, de las damas soy querido, si me prenden voy seguro, y, si me sueltan, perdido.

Cuanto más largas más cortas, cuanto más cortas más largas.

Cuando pasa ¡cómo pisa!, deja rasa la camisa.

Te la digo, te la digo, te la vuelvo a repetir; te la digo veinte veces y no me la sabes decir.

Largo, largo, como un camino y cabe en un «pucherino».

Vengo al mundo a trabajar, y tengo tan mala suerte, que todos me pinchan el culo, y yo no me puedo quejar.

Locomotora no soy, mas cuando con vapor voy, dejo muy alisado si me usan con cuidado.

Primero ciega, luego pincha y todo une mientras camina.

Dama da, dama deja, y no se queja de lo que deja.

Don dedín tiene un sombrero para no hacerse agujeros.