adivinanzas para niños

Oro parece,
plata no es,
abre la cortina
y verás lo que es

 

más adivinanzas de frutas...

Era un sol en miniatura y en el árbol la encontré. Cuando sin piel la dejé, me fascinó su frescura. ¿Qué es?

Somos cien hermanitos, todos muy igualitos y estamos encerrados en un globo bonito.

Amarillo por fuera amarillo por dentro y con un corazón en el centro.

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Soy redonda como el mundo al morir me despedazan, me reducen a pellejo y todo el jugo me sacan

Una madre con cien hijas y a todas pone camisas.

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre me cuelgo.

¿Qué le dijo una cereza a otra cereza?

Tengo duro cascarón, pulpa blanca y líquido dulce en mi interior.