adivinanzas para niños

No soy de oro,
plata no soy;
ya te he dicho
quién soy.

 

más adivinanzas de frutas...

A esta fruta se le culpa y fue cosa del demonio, pues comieron de su pulpa los del primer matrimonio.

Tengo duro cascarón, pulpa blanca y líquido dulce en mi interior.

Tengo nombre de ciudad, con cierta fruta concuerdo y muerdo en la realidad. ¿Qué soy?

Agrio es su sabor, bastante dura su piel y si lo quieres tomar tendrás que estrujarlo bien.

A veces blanquita, a veces negrita y siempre bolita.

Era un sol en miniatura y en el árbol la encontré. Cuando sin piel la dejé, me fascinó su frescura. ¿Qué es?

Ni espero que me lo aciertes, ni espero que me bendigas, y, con un poco de suerte, espero que me lo digas.

Agua pasa por mi casa, cate por mi corazón. El que no lo adivinara, será un burro cabezón.

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre me cuelgo.

Oro parece, plata no es, abre la cortina y verás lo que es