adivinanzas para niños

De claro como el agua
al rojo oscuro,
salud y alegres fiestas
os procuro.

 

más adivinanzas de alimentos...

Después de haberme molido, agua hirviendo echan en mi, la gente me bebe mucho, cuando no quieren dormir.

Vengo de padres cantores aunque yo no soy cantor, traigo los hábitos blancos y amarillo el corazón.

En la mejor ocasión, al lado del mazapán y a la espera del champán.

Fríos, muy fríos estamos y con nuestros sabores a los niños animamos.

Y la casa del quesero, ¿qué sería?

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.

Soy blanca como la nieve y dulce como la miel; yo alegro los pasteles y la leche con café. ¿Quién soy?

Del nogal vengo, y en el cuello del hombre, me cuelgo.

Soy blanco, soy tinto, de color todo lo pinto, estoy en la buena mesa y me subo a la cabeza.

La mano las rompe, el pie las tritura, la boca las bebe. ¿Que son?