adivinanzas para niños

De claro como el agua
al rojo oscuro,
salud y alegres fiestas
os procuro.

 

más adivinanzas de alimentos...

Te lo digo y te repito, y te lo debo avisar, que por más que te lo diga, no lo vas a adivinar.

En la mejor ocasión, al lado del mazapán y a la espera del champán.

Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Soy el jugo de la uva, de la copa el contenido, de la mesa el gran señor, de todos apetecido.

Negra por dentro, negra por fuera, es mi corazón negra madera.

Y la casa del quesero, ¿qué sería?

Con el dinero lo compro, con los dedos lo deslío, por la cara me lo como.

La mujer del quesero, ¿qué será?

Somos blancos, larguiruchos, nos fríen en las verbenas, y dorados, calentitos, nos comen nenes y nenas.

Fríos, muy fríos estamos y con nuestros sabores a los niños animamos.