adivinanzas para niños

Negra por dentro,
negra por fuera,
es mi corazón
negra madera.

 

más adivinanzas de alimentos...

Blanca soy y, como dice mi vecina, útil siempre soy en la cocina.

Blanca fue mi niñez, morada mi mocedad, negra y prieta mi vejez, adivina qué será.

Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Soy blanca como la nieve y dulce como la miel; yo alegro los pasteles y la leche con café. ¿Quién soy?

Soy blanco, soy tinto, de color todo lo pinto, estoy en la buena mesa y me subo a la cabeza.

De bello he de presumir: soy blanco como la cal, todos me saben abrir, nadie me sabe cerrar.

De claro como el agua al rojo oscuro, salud y alegres fiestas os procuro.

Después de haberme molido, agua hirviendo echan en mi, la gente me bebe mucho, cuando no quieren dormir.

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.

La mujer del quesero, ¿qué será?