adivinanzas para niños

Negra por dentro,
negra por fuera,
es mi corazón
negra madera.

 

más adivinanzas de alimentos...

Te digo y te repito que si no lo adivinas no vales un pito.

Vengo de padres cantores aunque yo no soy cantor, traigo los hábitos blancos y amarillo el corazón.

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.

Después de haberme molido, agua hirviendo echan en mi, la gente me bebe mucho, cuando no quieren dormir.

Una cajita chiquita, blanca como la cal: todos la saben abrir, nadie la sabe cerrar.

En la mejor ocasión, al lado del mazapán y a la espera del champán.

Se hace con leche de vaca, de oveja y de cabra y sabe a beso. ¿Qué es eso?

De claro como el agua al rojo oscuro, salud y alegres fiestas os procuro.

De bello he de presumir: soy blanco como la cal, todos me saben abrir, nadie me sabe cerrar.

Estando sano me cortan, sin ser enfermo me curan y en lonchas o pedacitos, dicen que estoy exquisito.