adivinanzas para niños

Después de haberme molido,
agua hirviendo echan en mi,
la gente me bebe mucho,
cuando no quieren dormir.

 

más adivinanzas de alimentos...

Estando sano me cortan, sin ser enfermo me curan y en lonchas o pedacitos, dicen que estoy exquisito.

Soy el jugo de la uva, de la copa el contenido, de la mesa el gran señor, de todos apetecido.

Después de haberme molido, agua hirviendo echan en mi, la gente me bebe mucho, cuando no quieren dormir.

Una cajita chiquita, blanca como la cal: todos la saben abrir, nadie la sabe cerrar.

Soy amarillo por dentro, tengo blanco el cascarón, y aquí me hizo famoso, un tal Cristóbal Colón.

Quiere leche y no es lechera ¿Qué será?

Yo soy el diminutivo de una fruta muy hermosa, tengo virtud provechosa, en el campo siempre vivo y mi cabeza es vistosa.

Blanca soy y, como dice mi vecina, útil siempre soy en la cocina.

Fríos, muy fríos estamos y con nuestros sabores a los niños animamos.

Es mi madre tartamuda, y mi padre «cantaor», tengo blanco mi vestido, amarillo el corazón.