ya tenemos 1056 adivinanzas

las adivinanzas para niños más diver

La última de todas soy,
pero en zurdo y zapato primera voy.


Una letra pizpireta,
de perdiz y cazoleta
que se esconde en la maceta.

Wamba y Witiza
me tienen de pie,
Víctor sólo a medias
y Muza al revés.


El burro la lleva a cuestas,
metidita en un baúl,
yo no la tuve nunca
y siempre la tienes tú.



¿Sabes de alguna letrita,
que si la vuelta le das,
enseguida se convierte
de consonante en vocal?

En cualquier día
de la semana me verás,
excepto en domingo
que no me encontrarás.


Me parezco a la serpiente
y en la serpiente estoy,
pon a trabajar tu mente
para decirme quién soy.


En el principio de Roma,
tú me puedes encontrar.
Vivo en medio de París
y también al final del mar.

Formo parte de París,
en el fin del mar me encuentro,
en el principio de Roma
y, del Norte, estoy en el centro.


Estoy en el sol,
estoy en el río,
y cuando camino,
voy contigo.

Tengo forma de anillo,
y soy la primera y la última en organillo.


La última soy del cielo,
en Dios el tercer lugar,
me encuentras siempre en navío,
y nunca estoy en el mar.

Soy la redondez del Mundo,
sin mí no puede haber Dios,
Papas y Cardenales sí,
pero Pontífices no.


Una cosa quisicosa,
de ovalada construcción,
todos los hombres la tienen,
pero las mujeres, no.
El Obispo como todos
también tiene dos.

Mi sombrero es una ola,
estoy en medio del año,
nunca estoy en caracola
y sí al final del castaño.


¿Que es lo que se repite
una vez cada minuto,
dos veces cada momento
y nunca en cien años?

No está nunca en la vereda,
pero siempre está en la calle,
nunca está con cerradura,
pero siempre está con llave.


En la luna es la primera
y la segunda en Plutón.
En la Tierra no se encuentra
y es la última en el Sol.

En Melilla hay tres,
en Madrid ninguna,
en Castilla dos
y en Galicia una.