Inicio   adivinanzas de la naturaleza
ya tenemos 1057 adivinanzas

adivinanzas de la naturaleza

¿Cuál es el único animal
que muere entre aplausos?


Alas de mil colores
y se pierden entren las flores.

Alto, alto, como un pino,
pesa menos que un comino.


En el campo soy hallada
y al fuego alimento.
Donde quiera que soy llevada,
es para darme tormento.



Van y llegan,
se llevan lo que traen
y lo que traen se llevan

Un convento bien cerrado,
sin campanas y sin torres
y muchas monjitas dentro,
preparan dulces de flores.


Muchas monjitas en un convento,
visitan las flores y hacen dulces dentro.


Vuela sin alas,
silba sin boca,
azota sin manos
y tú ni lo ves ni lo tocas.

Rompe y no tiene manos,
corre y no tiene pies,
sopla y no tiene boca,
¿Qué te parece que es?


¿Qué es, qué es,
que te da en la cara
y no lo ves?

Aparece por delante,
por los lados, por la espalda,
te descuidas un instante
y te levanta la falda.


Es una enorme naranja
pero de zumo salado,
los gajos se le suponen
entre un par de meridianos.

Soy una bola grandota,
que gira constantemente,
y que desea saber,
dónde meter tanta gente.
Si ya sabes quien soy yo
eres muy inteligente.


Girando toda su vida,
toda su vida girando
y no aprendió a ser más rápida
da una vuelta y tarda un día,
da otra vuelta y tarda un año.

Como una peonza
da vueltas al sol,
gira que gira,
sin tener motor.


Sin vacación en sus cursos,
al principio son pequeños,
suelen nacer en montañas
y morir de marineros.

Desde el día en que nací,
corro y corro sin cesar:
corro de noche y de día
hasta llegar a la mar.


Nazco y muero sin cesar;
sigo no obstante existiendo,
y, sin salir de mi lecho,
me encuentro siempre corriendo.

Kilómetros mido,
hectolitros llevo,
kilovatios doy,
hectáreas mantengo.